Rutinas de gimnasio para mujeres

Se encuentra usted aquí


Hacer tus rutinas en el gimnasio puede ser una manera bastante efectiva de perder peso; nunca debes preocuparte por súbitos cambios de clima afectando tus horas de ejercicio. Sin embargo, debes ir allí con un plan específico de manera que puedas aprovechar tu tiempo al máximo. Para perder peso rápido con una rutina de gimnasio, deberías asegurarte de incorporar ejercicios cardiovasculares y un programa de entrenamiento muscular.

1. Entrenamiento de alta intensidad.

Cuando no tienes mucho tiempo para ejercitarte, el entrenamiento de alta intensidad es tu mejor opción. Para realizar este tipo de rutina, deberías ejercitar a un nivel de intensidad alto por cortos periodos de tiempo y luego recuperarte por un intervalo un poco más largo.

Por ejemplo, pues empezar con un corto calentamiento en la caminadora a 3mph durante cinco minutos. Luego incrementar a 6 mph por 30 segundos para la parte de alta intensidad. Descansa a 4mph durante 2 minutos. Trabaja a tu propio ritmo, si 6 mph es muy rápido para ti, ve más lento; si puedes ir más rápido, aumenta la velocidad. También puedes aumentar la intensidad de la caminadora al incrementar la inclinación. En otras máquinas, como la elíptica o la bicicleta estacionaria, puedes incrementar la resistencia o ir más rápido.

Cuando hagas entrenamiento de alta intensidad, lo importante es que realmente estés esforzándote durante la parte intensa. Este tipo de ejercicio debería realizarse por alrededor de 30 minutos nada más.

2. Entrenamiento con peso

Una rutina de ejercicios para que mujeres pierdan peso rápido en un gimnasio debería incluir un programa de entrenamiento con peso. Desarrollar los músculos ayuda a perder peso, porque los músculos queman calorías extra. No te sientas intimidada por las máquinas, asegúrate de poner entrenamiento muscular en tu rutina de ejercicios.

Si no estás segura de cómo usar las máquinas, puedes contratar un entrenador personal por algunas sesiones para que te enseñe. Un entrenador también puede crear una rutina de ejercicios de acuerdo con tus necesidades.

3. Cambiar las rutinas para mantener el ritmo

Algunas veces te darás cuenta de que la pérdida de peso se detiene, incluso cuando estás haciendo el mismo trabajo de siempre. Ése es precisamente el problema. Si haces un tipo de ejercicio repetidamente, tu cuerpo se vuelve más hábil para realizarlo, quemando por lo tanto menos calorías durante cada rutina.

Para prevenir esto, cambia tus rutinas periódicamente. Por ejemplo, puedes hacer un tipo de ejercicios por 6 semanas y luego cambiar a uno diferente. Alternativamente, puedes hacer ejercicios diferentes cada día de la semana.

Consideraciones extra

Las rutinas de ejercicio deberían ser complementadas con una buena alimentación para funcionar mejor. Además, es recomendable realizar un poco de estiramiento antes de empezar, para evitar cualquier tipo de lesiones.

Categorias:

anteriorTipos de besos y su significadosiguientePreparación de Oposiciones