Cómo decorar una maceta

Se encuentra usted aquí


Para darle un ambiente más natural a nuestro hogar, no hace falta invertir mucho dinero en comprar nuevos accesorios o adornos para que se luzca renovada y linda. Sólo con herramientas que ya se tienen y algunas cosas recicladas se puede dar una nueva luz a ese ambiente especial que queremos mejorar.

Si se quiere decorar o cambiar la imagen de las macetas que ya tenemos, sólo se necesitan restos de botellas, cerámicos, espejos o unos cuantos platos rotos. También podemos emplear colorantes acrílicos que combinen, una espátula, un martillo, un paño, pastina de color marrón o gris, enduido plástico para cerámica.

Si se tienen botellas, espejos o platos ya desechados pero enteros aun, se deben romper con mucho cuidado; los platos o espejos deben envolverse en un paño y golpearlos luego con el martillo, para que queden pedazos pequeños.

Empleando el enduido plástico se pegan uno a uno los restos sobre las macetas y luego se mezcla la pastina con el colorante acrílico para colocarlo en toda la superficie de la maceta.

Con el paño se quita todo el sobrante de pastina y para darle mejor acabado y más brillo a la maceta, se puede colocar un barniz de madera.

anteriorCómo hacer muebles de madera sencillossiguienteCómo colgar una lámpara del techo