Ideas para Decorar Recamaras

Se encuentra usted aquí

 


La recamara es la parte más íntima de nuestros hogares, y dependiendo de cómo la decoremos, no sólo será la más íntima, sino la más satisfactoria y cómoda para pasar nuestro tiempo y sentirnos así a gusto.

En este post, presentaremos algunas ideas para decorar recámaras, y obtener gratos resultados.

Lo mejor de todo es reflejar en la decoración de nuestra recámara nuestros propios gustos personales. Agregar pequeños detalles de nuestros propios intereses hará que nos identifiquemos con el lugar. Algo a tener en cuenta, muy importante, es el hecho de que al ser un lugar de descanso, los elementos de los que nos valdremos para la decoración deberán de transmitirnos serenidad y orden.

Cuando se diseña una recamara, lo primero que se propone es ubicar la cama y la cabecera de la misma justo frente a la puerta, para que, al entrar, esta sea el remate visual importante de la habitación.

Podemos variar los elementos tradicionales de cualquier recámara: por ejemplo, se puede eliminar la típica cabecera de la que hablábamos para reemplazarla por un gran cuadro del tamaño de la cama o también, como otra opción, hacer un nicho en la pared y pintarlo de otro color o colocarle un tablón. Otras alternativas son: combinar espejos, pintar un mural, etc. Se pueden colocar, asimismo, mesitas o elementos de concreto; unas tablas empotradas a la pared también aportan un toque diferente.

En la elección de colores los relacionados con la relajación son los adecuados. No hay que olvidar la importancia de la cantidad de luz natural que entra a la habitación; los colores obscuros resultan gratos cuando reciben suficiente luz, pero los muy claros y luminosos podrían resultar enceguecedores.

Eso sí, debemos tener cuidado con los colores demasiado intensos, ya que podríamos correr el riesgo de que un exceso de los mismos haga parecer a nuestra recámara más pequeña de lo que realmente es.

Pintar una pared de un color diferente nos ayuda a remarcar un enfoque o resaltar un elemento en particular; para esto, elegir una pared lisa, sin puertas ni ventanas.

En los colores puede elegirse un verde seco claro o un azul relajante; se deben evitar los rojos, ya que pueden quitar el sueño; un amarillo claro nos hace levantarnos con alegría; también hacer combinaciones con tonos morados o rosas; otra gran opción es combinar con beiges y marrones, colores que resultan muy elegantes y armonizan muy bien con la madera.

Las lámparas de noche y la luz indirecta le dan un toque íntimo y romántico. Con imaginación y buen gusto se pueden lograr buenas ideas para decorar. Eso sí: no hay que olvidar el orden y la limpieza para que podamos disfrutar de nuestra recamara al máximo.

 

Categorias:

anteriorRutina de Ejercicios para Aumentar Masa...siguienteTendencias en peinados