Consejos para que tus plantas crezcan sanas aún en un espacio cerrado

Se encuentra usted aquí



Hoy en día los metros cuadrados sin duda cotizan en bolsa. Cada vez estamos más rodeados de altos edificios y poco espacios verdes, y al parecer tener un jardín es un privilegio de pocos. Tener plantas es una verdadera tarea de amor, y aunque que tengas que vivir en un pequeño piso no tienes por qué prescindir de ellas.

Si tu casa o apartamento es pequeño las plantas deberán ser de interior y lo bueno es que existen las macetas. Tenerlas dentro de casa es más sencillo de lo que parece y para demostrártelo hoy te traemos unos simples y prácticos consejos para que tus plantas crezcan fuertes y sanas aún en un espacio cerrado.
Compra una maceta de tamaño grande para que la planta pueda crecer con un poco de libertad por más que sea de interior. Revuelve tierra abonada con 200 gr. de gravilla. Pon la tierra preparada dentro de la maceta. Siembra la planta que compraste en la mitad de la maceta y agrégale fertilizante.

Pon la planta en un lugar donde reciba la luz solar. Esto será un tanto relativo según el tipo de planta que sea ya que algunas prefieren un poco de luz y otras mucho.

Una de las cosas más importante en la vida de cualquier planta es sin duda el riego. Recuerda regar tu planta cada cinco días con medio litro de agua. No olvides nunca que tanto la falta como el exceso de agua podría dañarla.

Por último, recuerda siempre podar tu planta para que crezca con más fuerza y nuevas hojas.

Categorias:

anteriorCómo abonar una planta en macetasiguienteColoridas Dalias para tu jardín