Plantas colgantes

Se encuentra usted aquí


Las plantas colgantes suelen ser una fantástica opción para brindar un toque innovador a sus jardines. Muchas veces las estructuras convencionales suelen parecer aburridas o es necesario un cambio cuando un misma ambientación permanece durante mucho tiempo en un espacio, entonces colocar plantas en las paredes es un toque original.

Cuando se decide a adornar los espacios con plantas colgantes es aconsejable escogerlas de varios tamaños y colocarlas a diferentes alturas. Se pueden colocar en maceteros adaptados para la ocasión que resalten la belleza de la planta.

Algunas de las especies más recomendables para la pared son la Campánula, que mantiene sus flores durante todos los meses del año y tiene una durabilidad de mucho tiempo. También lo es la Saxifraga que tiene hojas verdes con nervios blancos por arriba y rojos en el envés y también es una bella especie para colocar en la pared la llamada Planta de dinero que tiene unas hojas frondosas y verdes, sumamente decorativas.

Los helechos son también recomendables ya que crecen con facilidad pero deben estar resguardados de los rayos el sol, en sus horas más fuertes. La temperatura óptima para que crezcan las plantas colgantes es de un promedio de 20º y se las tiene que resguardar de las corrientes fuertes de aire ya que no favorecen su crecimiento.

En general no son propensas a desarrollar plagas pero se debe tener cuidado con el exceso de riego ya que ello puede provocar la proliferación de hongos en sus raíces. Los recipientes o macetas para colocar las plantas colgantes pueden ser de cualquier material siempre y cuando presenten un buen sistema de drenaje. A la hora de elegir los cestos de mimbres son los más decorativos y livianos.

Categorias:

anteriorPráctica ducha para tu jardínsiguienteNueva colección de verano de Ikea