Cultiva rosas en una maceta

Se encuentra usted aquí



Si bien a todos nos gusta que las plantas y flores crezcan en amplios espacios donde puedan madurar y reproducirse de la forma más natural lo cierto es que en las casas y pisos pequeños eso es muy difícil. Pero no es imposible, para algo existen las macetas a fin de cuentas, ¿verdad?

Si siempre has querido tener un rosal que no te frene la falta de espacio. No, esa no es excusa suficiente para no tenerlo ya que se pueden cultivar en una pequeña maceta. ¿Cómo? Solo tienes que seguir leyendo.

Primero que nada elige macetas de terracota, nunca de plástico, ya que las primeras permiten regular mejor la humedad del substrato, evitan el encharcamiento de las raíces y que se recalienten demasiado en verano. Y claro, resultan mucho más bonitas y naturales.

Ya que vamos a cultivar en un espacio pequeño debes asegurarte que la planta no sea demasiado grande una vez que crezca. Para eso recuerda plantar variedades de rosal con flor pequeña, arbustivo o rosas de té que son pequeñas y más sencillas de cuidar.

Compra el rosal en maceta y no en raíz desnuda: así te garantizarás que está acostumbrado a vivir en un recipiente. Al igual que los seres humanos, las plantas sufren los cambios de lugar, por eso es importante que ya estén habituadas a crecer en un espacio reducido.

Trasplanta el rosal a la maceta que hayas elegido. Añade la cantidad de tierra o substrato universal que haga falta para llenar la maceta y que tu planta tenga suficientes nutrientes. Aplasta la tierra con las manos y riega. No abones hasta que pase un tiempo.

Riega la maceta antes de que la tierra esté seca para mantener la humedad sin ahogar la planta. Esto es muy importante ya que mucha gente cree que precisan demasiado agua dejando que se hagan lagunas y esto en verdad resulta tan nocivo como no regarla.

Abona más seguido: cada quince días cuando esté en plena floración y cada dos meses el resto del año.

Controla el crecimiento con podas regulares y severas para que no se salga de control. Simplemente recuerda que está creciendo en un espacio muy reducido y es más fácil mantenerla. Elimina las flores secas para que siga produciendo flores nuevas.

Por último, no dejes que produzca escaramujos (frutos), que restan mucha energía a la planta.

Categorias:

anteriorCómo cultivar orquídeassiguienteConsejos para que tus plantas crezcan...