Pasos para la preparación de souvenirs en porcelana fría

Se encuentra usted aquí


Para hacer souvenirs en porcelana fría, se debe tener primero una olla enlozada y antiadherente para poner dentro de ella todos los materiales como son la glicerina, el agua, el aceite y la cola vinílica. Se mezclan de preferencia con una cuchara de madera, al obtener la mezcla bien integrada se agregan, poco a poco, las tres tazas de fécula de maíz.

A la hora de hacer la mezcla debemos percatarnos de acabar con todos los grumos que pudieran formarse, ya que estos podrían ocasionar defectos en el producto. Posteriormente se añade el almidón y el benzoato para colocarlo al fuego lento.

Cuando la mezcla ha conseguido una consistencia uniforme y espesa se debe dejar 15 minutos más en el fuego para después retirarla. A continuación se separan en piezas y se guardan en bolsas plásticas y se cierran herméticamente. Estos souvenirs pueden ser pintados con temperas o con óleos acrílicos, pero en pequeñas cantidades para evitar que pierdan elasticidad.

Si la masa estuviera muy suave, se puede colocar a fuego bajo por 5 minutos más, pero si por el contrario, estuviera dura, se debe amasar con agua hasta que afloje. Esta preparación demora una semana en secar a totalidad y luego de un día que este muy seco, recién se pueden utilizar marcadores al agua para hacer las decoraciones.

Para que la piezas queden bien pegadas se debe utilizar cola vinílica y la pintura debe añadirse de a pocos para que no se rompa la masa. Es mejor emplear pinturas con brillos y recuerde que cuando está seca, la masa se reduce en un 30%. Para que los recuerdos duren más, se les debe agregar barniz en aerosol.

Ahora que ya esta enterada de todos los detalles para hacer estos adornos, anímate a hacer unos cuantos.

Categorias:

anteriorSouvenir para bautismosiguienteGuirnaldas navideñas de papel