Cómo tejer con dos agujas

Se encuentra usted aquí


El tejido con dos agujas es una técnica con infinidad de posibilidades para crear prendas únicas. Pero antes de confeccionar sofisticados abrigos, hay que aprender conceptos básicos.

Materiales: ovillos de lana del color, textura y grosor deseado y dos agujas (de madera, plástico o metal). El grosor de las agujas depende del tipo de lana que se haya escogido (cuando más “gorda sea la lana, de mayor numeración será la aguja). En cuanto a la lana, existen dos tipos: industriales (con variedad de colores y texturas), o naturales (de oveja, de llama de vicuña, etc…).

¿Cómo comenzar un tejido con dos agujas?

Montar los puntos: Realizar un nudo corredizo (tomar el extremo de la lana y formar una O. Enlazar y jalar la lana desde el centro de la O hacia afuera y tirar. Insertar las agujas y ajustar). Continuar con el enmalle (enlazar la lana en el dedo índice y en el pulgar de la mano izquierda; las agujas, sostenidas con la mano derecha, se pasan por debajo de la lana del pulgar, de adentro hacia afuera. Se repite en sentido inverso, con el lazo sostenido con el dedo índice.

Punto del derecho: Se quita una de las dos agujas y se introduce en el interior de cada punto, se enlaza y se jala. Pasar todos los puntos de la aguja original a la otra

Punto de revés: Se monta la aguja libre y con ella se lleva la lana del ovillo al interior de cada uno de los puntos. Se enlaza y se jala. Se repite el procedimiento hasta pasar todos los puntos.

Para practicar el tejido con dos agujas se puede realizar una bufanda o un camino de mesa y así aprender variedades de puntos y técnicas. También se pueden consultar portales especializados como

Categorias:

anterior9 puntos básicos del crochetsiguienteTatuaje religioso en la espalda