Tejido a dos agujas: puntos calados

Se encuentra usted aquí


Tejer es una práctica que muchas personas heredamos de nuestras madres y abuelas, es un arte que nos permite realizar nuestras propias prendas a un costo mucho más bajo que si las compráramos desde una tienda.

Existen diferentes variedades de tejido: a dos agujas, a cuatro agujas, tejido a crochet, entre otras. Cada una de ellas posee agujas de diferente tamaño, que junto a la gran variedad de puntos nos permiten darle un acabado distinto a nuestras prendas y consumen una cantidad diferente de lana o hilo.

Los puntos calados son aquellos que su tramado nos permite visualizar espacios más o menos grandes donde no hay lana. Los hay de muchos tipos y tamaños, y aquí les mostraremos videos de cómo realizar algunos.

Punto calado muy abierto

Un punto calado muy abierto puede sernos útil para toreras o chaquetas que queremos utilizar por encima de nuestras prendas a modo de accesorio y que no deje de ser visible la ropa que llevamos abajo. En el primer video explican cómo realizar un punto calado abierto a dos agujas de manera muy sencilla.

Como verán es un punto muy bonito, que podemos tener en cuenta a la hora de confeccionar prendas primaverales o incluso bufandas.

Punto calado estilo escalera

Es un punto algo poco más complicado que el primero, pero sigue siendo sencillo. Es más cerrado y sirve para realizar prendas como chalinas. Es un punto muy vistoso, que le dará un bonito toque a nuestras prendas.

Ustedes, ¿qué otro tipo de puntos calados conocen? ¿Cuál es el que más les gusta?

Categorias:

anteriorBufanda navideña a crochetsiguienteTatuajes de Henna para el verano