Cómo hacer velas aromáticas

Se encuentra usted aquí


Hoy veremos cómo decorar nuestro hogar con ambiente místico, mágico o romántico. Lo conseguiremos gracias a las velas aromáticas, signo de purificación, creatividad e inspiración del alma.

En este post veremos cómo hacer velas aromáticas de los olores que deseemos.

Materiales:

Cera o parafina refinada (según las velas que queramos hacer, así será la cantidad). Colorante (opcional si queremos dar color o dejar el color natural de la cera). Esencia aromática. Molde para las velas. Cazuela *Varilla sujetadora. Pábilo.

NOTA: la esencia o esencias aromáticas a usar deben ser de calidad. El olor de las esencias baratas, más que inspirador, podría resultar molesto. Podemos escoger el aroma que queramos: místico, romántico, picante, dulzón… entre otros. Para Navidad, por ejemplo, las esencias recomendadas son los amaderados, la canela, el cedro o el pino.

Procedimiento:

1.- Empezamos calentando la cera hasta que esté derretida. Lo mejor es derretirla al baño María y moverla sin parar con una pala de madera. También se puede usar una bolsa de fundición: metemos la cera, la cerramos bien, se sumerge en agua caliente y esperamos a que se vuelva líquida.

2.- Una vez esté líquida, esperamos unos segundos y añadimos unas gotitas de la esencia. Hay que hacerlo cuando la cera esté un poco fría, sino el calor hará que el olor se evapore. En caso de querer añadir colorante, también lo haremos en este paso.

3.- Ahora fijamos el pábilo al molde atando un extremo a la varilla sujetadora, justo donde se encuentra el orificio de la varilla. Pasamos el otro extremo de la mecha por el agujero del molde. Fijamos la mecha con un sellador al molde y cortamos la mecha sobrante.

4.- A continuación, dejamos caer la cera en el centro del molde con suavidad y poco a poco. El molde debe estar previamente engrasado con aceite. Tener el pábilo sostenido para que quede lo más centrado posible.

5.- Reservamos parte de la cera para rellenar la base de la vela.

6.- Mientras se enfría la cera, daremos pequeños golpes en las paredes del molde para quitar el aire.

7.- Con un pequeño palo o cuchara, perforamos el centro de la vela y rellenamos con la cera que dejamos reservada.

8.- Esperamos ocho horas y la vela estará completamente fría. Retiramos el sellador del molde.

9.- Desmoldamos dando la vuelta al molde. Si no sale con facilidad, tirar un poquito de la varilla.

10.- Si la vela presenta imperfecciones, frotar con una media de nylon mojada en alcohol.

Categorias:

Etiquetas:

anteriorDecoupage en vidriosiguienteCómo hacer pulseras de macramé