Distintas agarraderas en patchwork

Se encuentra usted aquí


Nos acordamos de las viejas agarraderas, por lo general tarde, cuando nos quemamos al sacar la asadera del horno.
Es muy sencillo hacerla nosotros mismas y nos seguro que nos resultarán muy útiles.
La que mostramos en la foto es un estilo
pachtwork, o sea confeccionada con restos de tela de distintos colores.
Si la hacemos de un tamaño medio-grande, podremos usarla también para apoyar sobre la mesa sin que esta se estropee por el calor, como posa fuentes.

MATERIALES:

- retazos de distintas telas, de colores y lisas
- guata, para rellenar
- tijera
cinta para la terminación( bies)
- maquina de coser o hilo y aguja


COMO HACERLO:

Cortar en retazos pequeños, pueden ser de distintos tamaños o formas.
Coser las distintas piezas, formando un rectangulo del tamaño deseado. Lo planchamos para que quede bien estirado, ya que son distintas telas y texturas.



Ponemos en el centro la guata y lo doblamos, para evitar hacer tantas costuras.
Cosemos los extremos. Luego para que tenga una buena terminación, cosemos el borde, con cinta bies. Podemos agregar una cinta en un extremo, para poder colgarlo.
Con material mu fácil de conseguir, podemos solucionar el problema de quemarnos nosotras y también de marcar nuestra mesa.

Categorias:

anteriorDía del padre. Un llavero hecho por tisiguienteDende sencillo en manzana