Reloj de arena con botellas plásticas

Se encuentra usted aquí


Los relojes de arena pueden ser útiles y también un objeto decorativo... en este caso vamos a realizar un reloj de arena que se puede hacer o con botellas completas o con dos botellas cortadas. La idea es interesante y por su grado de dificultad, seguramente la puedan poner en práctica con los pequeños de la casa.

Los materiales necesarios son:

Dos botellas de plástico con sus tapas, arena (cantidad necesaria y a elección dependiendo de la duración que queramos dar al reloj), tijeras, cartón, pegamento universal.

Procedimiento paso a paso:

Primero vamos a tomar las dos botellas y cortarlas por la parte central (aproximadamente), conservamos la parte que tiene el pico y el resto lo apartamos. Colocamos los dos picos juntos, uno de los picos debe tener la tapa (a la cual le hacemos un agujero). Pegamos los picos... para tapar las botellas en su parte cortada utilizamos dos círculos de cartón y pegamento (también puede ser cinta). Antes de tapar las dos botellas nos aseguramos de colocar arena suficiente para el tiempo de duración que tengamos pensado, probamos el tiempo y cerramos.

Si nuestra idea es utilizar las botellas enteras, vamos a utilizar las dos tapitas con un orificio en el mismo punto. Luego vamos a pegar las dos tapas entre si con la ayuda de un pegamento universal y cuando este seco vamos a colocar la tapa en una de las botellas... la otra la llenamos y luego cerramos utilizando el otro extremo de la tapa (porque será una tapa doble).

Vía MisManualidades

Categorias:

anteriorSales de baño aromáticas, caserassiguienteReciclando.Portavelas con frascos