Punto Santa Clara

Se encuentra usted aquí


Las ropas tejidas a mano son ideales para renovar los vestidores de las mujeres, sin necesidad de invertir cuantiosas sumas de dinero para ello.

Es por eso que cada vez son más las damas que eligen aprender a tejer, para hacer sus propios modelos de ropa. Una de las técnicas más indicadas para las tejedoras principiantes, es el punto Santa Clara, ya que es uno de los más sencillos y fáciles de aprender.

En primer lugar, el tamaño de las agujas para realizar este tipo de punto es indistinto, es decir, que irá de acuerdo al grosos de la lana que se elija para confeccionar la vestimenta o el accesorio. La cantidad de puntos que se colocarán en las agujas, también irán en relación con el tamaño o la prenda a confeccionar.

Todas las pasadas del punto Santa Clara se deberán hacer al derecho. Un detalle a tener en cuenta a la hora de trabajar los puntos al derecho, es que el hilo tiene que estar siempre detrás del tejido y no delante de quien lo está realizando.

La aguja se debe pasar por debajo y el hilo de arriba debajo de la aguja derecha y hacerlo deslizar cuidadosamente, hasta soltar el punto que se pasó a la aguja izquierda. De esta manera y, si se siguen los pasos indicados, en forma correcta, en la aguja izquierda se formará el tejido con el punto Santa Clara.

Para terminar el tejido, se deberá repetir el mismo mecanismo durante todas las pasadas, en relación proporcional al tamaño de la prenda que se desea confeccionar.

Categorias:

anteriorTejido con cinco agujassiguienteManteles navideños