Consecuencias de no tomar agua

Se encuentra usted aquí


Los expertos aconsejan beber dos litros de agua de forma diaria, sin dejar de mencionar que dicha cantidad se debe incrementar cuando se trata de individuos que realizan actividades físicas frecuentes, que padecen determinadas patologías o que están llevado a cabo una dieta para adelgazar.

Ya es sabido que no consumir la cantidad de agua necesaria puede derivar en numerosos problemas de salud, debido a que este líquido es esencial para mantenerse hidratado y también para que el organismo humano funcione correctamente. Asimismo, el agua posee numerosas propiedades muy importantes que hacen de ella un elemento fundamental para la vida tal como la conocemos.

En esta ocasión en particular trataremos sobre las consecuencias negativas que trae consigo el no beber agua. Antes que nada vamos a aclarar que una persona que no se hidrata diariamente como es debido tiene grandes probabilidades de morir de forma prematura.

Una persona que no está bien hidratada puede padecer problemas renales, intestinales y circulatorios. Cuando no se bebe la cantidad necesaria de este líquido vital por día se ralentiza la digestión, se pueden desarrollar dificultades en el sistema circulatorio y en los riñones. Asimismo, como el agua tiene propiedades importantes para adelgazar y verse bien, no tomar agua puede derivar en obesidad y en un aspecto sin vida (en el cabello, la piel, etcétera).

A continuación enumeraremos numerosas consecuencias de no beber agua:

- El metabolismo no se desarrolla correctamente. Esto es así porque el agua transporta nutrientes, elimina toxinas y regula la temperatura.
- El proceso digestivo se torna lento.
- La orina se concentra en exceso, por lo que pueden aparecer problemas graves en los riñones.
- Se produce estreñimiento.
- La circulación se vuelve mucho más pausada.
- Aparecen síntomas de deshidratación (boca seca, ojeras, presión baja, etcétera).

Categorias:

anteriorDieta para el tránsito intestinal lentosiguienteDecoración de Navidad para la casa