¿El agua engorda o adelgaza?

Se encuentra usted aquí


Existen muchos mitos que giran en torno al consumo de agua. La gran mayoría hacen hincapié en las propiedades del agua que permiten bajar de peso, aunque muchos sostienen en que este líquido no permite adelgazar, sino que todo lo contrario: su consumo engorda, especialmente cuando se realiza durante las comidas. Es por esta razón que trataremos de aclarar estas cuestiones para que puedas estar bien informado con respecto al tema.

En primer lugar, es fundamental aclarar que el agua no engorda. Esto es así porque no contiene calorías, por lo que no aporta al organismo ningún tipo de energía o nutriente. Debido a esto, no engorda nunca, ni siquiera cuando se consume durante cada comida. De hecho, es importante considerar que el consumo de este líquido genera saciedad, por lo que hacerlo durante las comidas puede resultar beneficioso para comer lo justo y necesario.

Por otro lado, urge mencionar que el agua tampoco adelgaza. Su consumo por sí solo no permite quemar calorías, puesto que ésta de ninguna manera es una de sus funciones. A pesar de esto, no hay que olvidar que sí cumple un papel fundamental en múltiples procesos metabólicos y quema-grasas, razón por la cual se recomienda estar bien hidratado y consumir al menos dos litros de agua de forma diaria.

Entre algunas de sus funciones más importantes; cabe destacar que el agua ayuda a eliminar toxinas y residuos que el cuerpo no necesita, sin dejar de mencionar que las moléculas de H2O presentes en este líquido realizan procesos metabólicos que permiten que se efectúe un gasto calórico, por el que se queman las reservas de energía que tiene el organismo. Por esta razón se puede decir que el agua por sí misma no adelgaza, pero que sin su ayuda sería imposible poder bajar de peso.

Categorias:

anteriorSavia y limón, para adelgazarsiguienteEn qué consiste la dieta del agua