Se encuentra usted aquí

Dieta del vaso de agua


A continuación ofreceremos algunos consejos sobre la una dieta del vaso de agua. Se trata de un régimen desintoxicante, considerado como uno de los más efectivos a la hora de adelgazar. Si quieres perder peso, no puedes dudar en valerte de esta fantástica dieta. Sin embargo, es fundamental aclarar que es de suma importancia complementarla con un régimen alimenticio específico, el cual debe adaptarse a tus necesidades y preferentemente tuvo que haber sido aconsejado por un especialista.

Antes de enumerar la dieta en cuestión, no podemos dejar de mencionar que uno de sus mejores beneficios es que activa el tránsito intestinal.

Previamente al desayuno, se debe consumir una infusión compuesta por agua tibia, una cucharada de aceite de oliva y unas gotas de limón. Es fundamental que la ingesta se realice en ayunas, es decir, con el estómago vacío. A pesar de que esto ayude a regular el tracto intestinal, el desayuno posterior tiene que ser necesariamente moderado y sin altos porcentajes de grasas.

Otra alternativa para esta dieta es la siguiente:

Desayuno/Merienda: Beber una infusión elaborada con edulcorante y una rodaja de pan tostado con mermelada light.

Almuerzo: Antes del almuerzo beber dos vasos de agua junto con una ensalada de verduras. A continuación, ingerir otro vaso de agua y posteriormente un plato de carbohidratos (arroz, pastas, etcétera). Es importante suprimir el postre.

Cena: Antes de la cena beber dos vasos de agua junto con una ensalada de verduras (pueden ser crudas o cocidas). A continuación, ingerir otro vaso de agua y consumir proteínas (carnes rojas, pollo, pescado). Las carnes se pueden elaborar a la plancha o al horno. Es importante suprimir el postre.