Dieta Líquida Hospitalaria

Se encuentra usted aquí


La dieta líquida hospitalaria tiene que ser aplicada a cada paciente que haya ingresado hasta esta institución, de una forma diferente según sea la enfermedad y padecimiento que éste tenga.

De manera general, una dieta líquida hospitalaria tiene características claras en su apariencia y composición, pudiendo ser también del tipo completas así como heladas.

Si hablamos de una dieta líquida clara hospitalaria estamos haciendo referencia al uso exclusivo de líquidos claros, los cuales son conocidos también como dieta líquida quirúrgica. La finalidad de este tipo de dietas es tratar de satisfacer la sed que el paciente pueda estar teniendo, así como también el tener que evitar la deshidratación de la cual puede ser víctima el mismo paciente.

En estas dietas líquidas hospitalarias se puede tener la presencia de té, un consomé desgrasado, bebidas carbonatadas, gelatinas, así como también jugos de frutas pero que haya sido previamente diluida al 50% con agua.

anteriorFrutas para bajar el colesterolsiguienteSábila y limón para adelgazar