Dieta Semilíquida

Se encuentra usted aquí


Una dieta semilíquida es aquella que se suele administrar a las personas que pueden tener dificultad al masticar los alimentos, debiendo entonces preparar determinadas comidas que puedan ser digeridas con la casi absorción por parte de la persona que las consume.

Para poder preparar una dieta semilíquida es necesario contar con abundante líquido, mismo que puede ser a base de agua, leche, jugos de fruta y caldos de diferente índole. Complementariamente se puede adicionar a aceite, papillas infantiles, yema de huevo cruda, carne o pescado previamente homogeneizado así como proteínas comerciales en polvo.

Un ejemplo de esta dieta semilíquida está en la utilización de todos aquellos alimentos que conforman a la dieta líquida, así como también al puré de patatas, sémolas, flan, yogurt, manzana cocida, entre otros cuantos más.

Para poder elaborar una dieta semilíquida es necesario triturar a todos los elementos que la conforman, teniéndose de esta manera a los alimentos tanto como puré así como líquidos; en cuanto a los purés, éstos pueden ser de patatas, zanahorias, verduras e inclusive de carne y pescado, debiendo tener cuidado que éstos no adquieran un aspecto demasiado líquido.

Se puede también ayudar a la elaboración de este puré, añadiendo un poco de aceite o mantequilla, los cuales vienen a ser una fuente importante de grasa.

Etiquetas:

anteriorFrutas para bajar el colesterolsiguienteSábila y limón para adelgazar