La agflación: El fenómeno de los precios en el agro

Se encuentra usted aquí


Una costumbre a veces fastidiosa de los medios es que de vez en cuando, un término o un concepto se asienta en el discurso de periodistas, analistas, políticos y la opinión pública en general, y podemos llegar a escucharlo y leerlo en cada periódico, en cada portal y en cada informativo. Nosotros no podíamos ser menos. Teníamos sí o sí que dedicarle al menos un pequeño artículo a la agflación, ese fenómeno que sintetiza en una palabra el término inflación aplicado a las materias primas agrícolas.

Es decir, la agflación hace referencia al vertiginoso crecimiento en el precio de determinadas commodities como el maíz, la soja o el trigo. Un encarecimiento que se contagia fácilmente al resto de los componentes de la canasta alimenticia.

Lo que más sorprende a los especialistas es el origen de este fenómeno. Desde los años 70 que no se observaba un crecimiento de los precios del agro motivado por un incremento de la demanda. Y es que la importante evolución de las economías emergentes ha llevado a un mayor incremento de la demanda de alimentos en los mercados internacionales, a lo que se suma el aumento de la producción de biocombustibles que se potencia con la suba de los precios del petróleo. Todas actividades productivas que involucran materias primas agrícolas.

Si tenemos en cuenta que muchos países emergentes centran su producción en el agro, se forma una retroalimentación del nivel de precios que estimula una mayor producción y ésta nuevamente, un mayor crecimiento, una mayor demanda y una nueva corrección de precios.

Se estima que en el 2008, los precios de los alimentos se incrementarán en un 5%. El mundo cambia y evoluciona continuamente. Las correcciones de precios no son más que el proceso que sufren los mercados de adaptación y actualización frente a esa misma dinámica. Un proceso que perjudica a muchos y beneficia a otros tantos.

Vía | Cotizalia

Categorias:

anteriorÁrboles de navidad para pintarsiguienteLa balanza comercial americana sigue...