Oligopolio y oligopsonio

Se encuentra usted aquí


Los mercados puntuales muchas veces pueden ser monopolios, aunque también es posible que se dé una situación similar. Mientas que en los monopolios el mercado está constituido por un único vendedor, en el caso de los oligopolios existen unos pocos vendedores que controlan el mercado.

Así, estas empresas tienen un amplio poder de mercado, el cual utilizan para fijar los precios y controlar las cantidades de producción. El número de empresas en un oligopolio puede ir de dos hasta cuatro empresas, aunque este número es variable y depende de cada mercado.

Aquí la competencia en realidad no existe, ya que el comercio se limita a unas pocas empresas. Igualmente, si bien una intenta arrebatarle a las demás la mayor porción de mercado, lo cierto es que se necesitan corporativamente, y así vemos cómo suelen ocurrir alianzas para evitar la intromisión en el mercado de nuevas empresas competidoras.

Por su parte, los oligopsonios son algo parecido a los monopsonios, sólo que se supone que aquí en lugar de existir un único comprador existen algunos pocos. Estos tienen el poder de mercado, y controla los precios y cantidads de los productos comercializados.

Un buen ejemplo es el de los fabricantes de automóviles de Japón, donde por ejemplo existen pocos compradores para los fabricantes de asientos de coche. Como existen pocas empresas de ensamblaje de vehículos, éstas compran los asientos, pero son ellas las que fijan el precio de venta.

Categorias:

anteriorÁrboles de navidad para pintarsiguienteOpinión: Las redes sociales y su impacto