Dieta Scarsdale: mantenimiento

Se encuentra usted aquí


La dieta Scarsdale se divide en dos fases, la dieta en sí misma, que dura 14 días, la cual hay que seguir al pie de la letra ya que es efectiva gracias a la combinación de alimentos y luego la fase de mantenimiento, que es la que nos sirve para no recuperar el peso perdido con la dieta Scarsdale. El mantenimiento de la misma se realiza siguiendo unas muy simples directrices.

La dieta Scarsdale: mantenimiento

Después de concluir la dieta Scarsdale, en el mantenimiento se pueden consumir apio y zanahorias durante todo el día sin restricciones, hay que consumir como máximo dos rebanadas de pan diarias.

Los huevos hay que hervirlos o cocinarlos poche, la carne hay que cocerla a la plancha, al horno o a la parrilla, nunca freírlas. Se pueden comer frutas y verduras sin restricción.

Hay que beber por lo menos dos litros de agua al día, para poder limpiar el organismo de las toxinas que se van acumulando durante todo el día.

Es muy aconsejable realizar una actividad física que dure por lo menos 30 minutos diarios.

Alimentos para el programa de mantenimiento

Al igual que durante la dieta Scarsdale, en el mantenimiento hay un conjunto de alimentos permitidos y no permitidos. Entre estos se encuentran:

Dieta Scarsdale: mantenimiento. Alimentos permitidos

Todas las carnes sin grasas, pescado cualquier tipo, 3 huevos por semana, hortalizas, verduras frutas y sus jugos los que se deseen, también se pueden consumir café, té y gaseosas dietéticas. La leche descremada también está permitida.

Alimentos prohibidos

Azúcar, leche entera, postres que lleven azúcar como por ejemplo flanes y helados, el chocolate y las golosinas tampoco están permitidos, la manteca, las pastas y la mayonesa y cualquier otro aderezo que sea grasoso y aporte calorías.

Categorias: