Dieta disociada: menú semanal

Se encuentra usted aquí


La gran desventaja de las dietas disociadas es que en la mayoría de las ocasiones no resultan ser lo suficientemente equilibradas y esto puede traer problemas a nuestro organismo. Por eso, en esta ocasión tenemos algo ideal para ti, amante de este tipo de regímenes, un menú de dieta disociada equilibrada.

Con esta dieta disociada podrás disfrutar de los beneficios de esta dieta sin sufrir ningún déficit de nutrientes. De esta manera puedes mantenerte activa y llena de energía, al tiempo que bajas de peso y luces mejor.

Menú para una dieta disociada equilibrada

A continuación compartiremos contigo un ejemplo de lo que sería un menú de dieta disociada para adelgazar. Es aconsejable tratar de seguirla al pie de la letra, ya que de no ser así los resultados podrían no ser los mismos. En todos los casos el desayuno y la merienda se repetirán.

Desayuno: Café, té o infusión con edulcorante. Evitar el azúcar. Beber un vaso de yogurt light y si aún nos sentimos con hambre podemos agregarle un huevo cocido para incorporar proteínas.

Merienda: Té o infusión con edulcorante. Barrita de cereal dietética, esto aporta mucha saciedad y además es delicioso. Y por último un par de vasos de agua para sentirnos más llenos.

Menú semanal

Lunes: Para el almuerzo tomaremos una porción grande de ensalada verde aliñada siempre con condimentos light olvidando los aceites y acompañaremos con una porción de pescado. Para la cena nuevamente comeremos pescado a la plancha y una taza de caldo light.

Martes: Para almorzar un cuarto de pollo sin piel acompañado por un puré de verduras. Y para cenar optaremos por una ensalada nuevamente y una porción de pavo.

Miércoles: El almuerzo consistirá en una ensalada de lechuga, espinacas y tomate acompañada con un plato de arroz blanco. La cena será bastante liviana, consumiremos un puré de espinacas y demás verduras y una gran porción de fruta.

Jueves: Nuevamente almorzaremos una buena porción de ensalada verde acompañado por un bife de pollo. Para cenar solo consumiremos proteínas: salpicón de mariscos y pescados, junto con unas porciones de salmón ahumado.

Viernes: Para almorzar nos prepararemos una ensalada de endibias con un bife de carne vacuna y para la cena un puré de verduras con algunas frutas variadas de postre.

anteriorTatuaje ingenioso y útilsiguienteAlimentos prohibidos en la dieta Scarsdale