En qué consiste el masaje sueco

Se encuentra usted aquí


Dentro de los muchos tipos de masajes que podemos conocer, hay que destacar el masaje sueco, una técnica desarrollada por Henrik Ling que se conoce desde hace casi dos siglos y que goza de una gran popularidad en este momento.

Los masajes suecos han servido como base para otras técnicas interesantes, pero en muchos lugares de Europa y otras partes del mundo aún se sigue haciendo de la misma forma en el que fue creado hace tanto tiempo por el propio Ling.

El masaje sueco consiste en la aplicación de fuerza en todas las partes del cuerpo, haciendo masajes en contra del sentido de la circulación. Su principal objetivo está en mejorar la circulación sanguínea y haciendo más afectiva la actividad cardiovascular.

Vale aclarar que cada masaje sueco se realiza para obtener un determinado fin positivo y saludable, no sólo se trata de amasar el cuerpo haciendo movimientos repetitivos y sin tener el más mínimo cuidado.

Para un mejor resultado se recomienda recibir el masaje desnudo, ya que hasta la ropa interior baja la calidad del mismo. Quien lo practique debe ser un profesional con la suficiente experiencia y empleando aceites vegetales o cremas para el cuerpo para evitar la fricción.

Además de mejorar la circulación sanguínea, los masajes estimulan los tejidos de la piel y otorgan un máximo relajamiento muscular. Reducen todos los efectos ocasionados por el estrés y sirven como tranquilizante para el cuerpo y la mente.

Categorias:

anteriorMasaje tibetanosiguienteZara Primavera-Verano 2010