Masajes con piedras

Se encuentra usted aquí


Dentro de la gama de los masajes surgió una nueva técnica, conocida como masajes con piedras, que es una terapia que funciona utilizando distintos tipo de piedras en distintos niveles de temperatura. No por nada las piedras poseen distintos niveles de temperatura, esto se debe a que cada piedra con cierta cantidad de temperatura produce distintas reacciones en el cuerpo.

El masajista comienza la terapia poniendo piedras calientes y otras de las piedras frías de bajo y por arriba del paciente, cumpliendo la función de presionar los músculos del cuerpo y así abrir los conductos de energía.

Las piedras tienen un uso muy particular y sobre todo personal, debido a que algunos de los masajistas suelen recoger las piedras de lagos especiales, bosques y también los ríos suelen ser una fuente de gran búsqueda para los terapeutas. Generalmente las piedras elegidas son aquellas que presentan una conexión especial o simplemente una identificación, ya que con este método la relación entre el masajista y las piedras logra tener una conexión personal y eso permite trabajar de una mejor manera.

Este tipo de terapias introduce al paciente en una meditación que suele ser muy profunda y es de gran ayuda en ciertos problemas. También es muy útil que las piedras tengan una temperatura diferente para cada parte del cuerpo, eso genera una relajación total y el alivio de algunas dolencias del paciente.

Los masajes con pierdas aseguran reducir el dolor de los pacientes, al aliviar los malestares que pueden producirse en la espalda y en la zona del cuello. Sin duda alguna los masajes con piedras suelen resultar muy relajantes.

Categorias:

anteriorMasajes faciales: Una técnica relajantesiguienteMasajes Anticelulíticos: Adiós a la piel...