Caléndula para lesiones en la piel

Se encuentra usted aquí


La caléndula es una planta que podemos encontrar en diferentes partes del planeta sobre todo en la zona mediterránea. Se caracteriza por florecer todos los meses del año y sus flores suelen seguir al sol como lo hace el girasol.

Desde hace mucho tiempo sus flores se utilizan para reducir la inflamación siendo excelente antiséptico y también excelente cicatrizante. Puede ser utilizada como remedio natural para eliminar pequeñas dolencias y dificultades en la epidermis, como por ejemplo las quemaduras del sol, golpes, etc. También se ha demostrado que puede utilizarse para calmar la fiebre, infecciones o úlceras en la piel.

Por este motivo se pueden hacer ungüentos y cremas caseras para lograr el tratamiento de afecciones de la piel. Como por ejemplo eccemas, quemaduras, úlceras, picaduras de insectos entre una gran variedad de lesiones cutáneas.

En cuanto a los pétalos de la caléndula, tienen propiedades anti-bacterianas, antivirus y hasta inmuno- estimulantes. En caso de dolor de garganta es muy recomendable consumir una infusión de caléndula.
Es un estimulante de la actividad hepática, principalmente de la secreción biliar

La caléndula combate los callos y verrugas víricas que aparecen en la piel, y esto gracias a que contiene ácido acetil-salicílico. También solemos encontrar la caléndula entre los productos de belleza y esto es debido a que esta planta se caracteriza por suavizar, hidratar, tonificar la piel y eliminar el tan molesto acné y forúnculos. Si quieres estar bella con pocos pesos puedes hacerte la crema de caléndula casera.

También tiene efecto anti-hongos eliminando efectivamente el pie de atleta.