Plantas que curan el asma

Se encuentra usted aquí


La palabra asma proviene de la antigua Grecia y significa “jadeo o respiración corta”, es una condición resultante de la reacción del cuerpo a uno o más alergenos. En las personas que sufren de asma, son frecuentes los ataques en los que se presenta falta de aire; la dificultad está realmente en expulsar el aire, que es causado por espasmos de las vías aéreas más pequeñas de los pulmones.

Las siguientes plantas y remedios naturales son eficaces a la hora de tratar el asma:
Miel: la miel es eficaz para el asma si es utilizada de manera externa, calienta un poco de miel y haz que la persona con asma aspire el vapor, la idea es abrir las vías aéreas.

Frutas: entre las frutas los higos, el limón y la grosella son remedios eficaces para el asma; se debe tomar a diario con agua y endulzado con limón.

Calabaza amarga: las raíces de la calabaza amarga son muy utilizadas en la medicina popular para curar el asma; mezcla una cucharadita del polvo de la raíz con miel o con el jugo de hojas de albahaca santa, forma una pasta y consúmelo a diario por las noches.

Palillo: una sopa preparada de jugo de palillo es eficaz para disminuir el asma; esta sopa se prepara añadiendo un puñado de hojas en agua hirviendo, luego se deja enfriar un poco y se añaden algunos condimentos para darle sabor.

Jengibre: una cucharadita de jugo de jengibre fresco, mezclado con una taza de decocción de hojas de fenogreco y miel al gusto, actúa como un excelente expectorante para los casos de asma.

Alholva: la decocción de la alholva se hace mediante la mezcla de una cucharada de semillas de alholva en una taza de agua, debe tomarse una taza por la mañana y otra por la noche.

Ajo: hierve 10 dientes de ajo en 30ml de leche, debes tomar esta mezcla a diario.

Hierba del obispo: mezcla una cucharada de esta hierba en una taza de suero de leche y tómalo 2 veces al día, este es un remedio eficaz para la expectoración seca. Un cataplasma realizado con estas semillas se debe colocar en la zona del pecho una vez al día; asimismo, puedes aspirar el vapor de estas semillas.

Semillas de cártamo: mezcla una cucharadita del polvo de las semillas secas con miel, se puede tomar una o dos veces al día para el tratamiento del asma; también puedes realizar una infusión con 5 gramos de estas flores mezclados con miel. Estos remedios actúan como expectorante y reducen los espasmos.

anteriorPropiedades de la gayubasiguienteBeneficios del abedul