Zarzamora

Se encuentra usted aquí


Nombre científico: Rubus fructicosus Nombres comunes: Mora negra, Zarza, Zarzamora, Dewberry, European blackberry.

Arbusto sarmentoso de ramas arqueadas y espinosas, hojas compuestas de 3 ó 5 folíolos elípticos y de borde aserrado, dispuestos de forma palmeada. Florece desde el final de la primavera hasta el principio del otoño. Sus flores crecen en racimos compuestos, con 5 sépalos y 5 pétalos blancos o rosados sobre un receptáculo ensanchado, con numerosos estambres. Su fruto es una polidrupa, la popular mora o zarzamora, que es al principio rojiza y finalmente negra brillante cuando madura.
La zarza comprende numerosas variedades e híbridos, muy abundantes y extendidas por todo el mundo. Nacen de forma espontánea en bordes de caminos, lindes de bosques abiertos, campos en barbecho, y en otros numerosos lugares que abarca desde los valles hasta las montañas. También se cultiva en Europa como planta curativa y por sus frutos.

Con fines medicinales se recolectan las raices, las hojas jóvenes y frutos bien maduros. Las hojas se recogen a mano una por una, justo en el momento de la floración de la planta, que sucede en primavera-verano. Los frutos se recogen en verano-otoño cuando están bien maduros, para consumir en fresco. Las hojas se dejan secar a la sombra en lugar bien aireado; se almacenan resguardadas del polvo y la humedad.

Propiedades

Tiene propiedades medicinales como astringente, odontálgico, diurético, antidiarreico, antidiabético, hemostático, laxante, bactericida, leve efecto desinflamatorio.
Detienen pequeñas pérdidas de sangre de heridas menores. ulceraciones cutáneas, estomatitis, glositis, gingivitis, faringitis dolor de garganta y las úlceras bucales, la gripe, resfriados, tos y constipados.
También son conocidas su propiedades para tratar enfermedades tales como: afecciones del sistema digestivo, las hemorroides, diarrea, indigestión, catarros intestinales, diabetes, reumatismo, urolitiasis, oliguria, retención de líquidos, cistitis y la pielitis, vaginitis, neuralgias, espasmos menstruales, conjuntivitis.

Modo de empleo

  • Té de zarza: se vierte 1/4 de litro de agua hirviendo sobre dos cucharaditas de las hojas, se deja reposar por espacio de 15 minutos, se cuela, se añade limón y/o se endulza con miel para beberlo. Se utiliza contra los resfriados porque estimula las defensas del organismo y resulta eficaz contra la tos. Ademas esta especialmente recomendada contra las diarreas de los niños. Pueden tomarse hasta 3 tazas diarias.
  • Para aprovechar sus propiedades antihemorragica, y contra las menstruaciónes prolongadas añadimos a una taza de agua caliente una cucharada de hojas secas de zarza. Dejar reposar 10 minutos. Filtrar antes de tomar.
  • Los frutos maduros tienen por su alto contenido en vitaminas son antiescorbúticas, útiles también como astringentes y diuréticos
  • Contra las úlceras y las llagas realizaremos un cocimiento de 15 ó 20 g de la planta por litro de agua para gargarismos y colutorios, lociones y compresas,
  • En casos de faringitis podemos hacer gargarismos con un té preparado con 2 cuacharaditas por 1/4 litro de agua dejandolo enfriar por 15 minutos
  • En baños sirven para el lavado de erupciones dérmicas.
  • Para tratar heridas o detener sangrados, empapar una gasa en tintura de Zarzamora o en una decocción fuerte de la misma y aplicarlo sobre la zona afectada.

Uso cosmético:
Para conservar y ennegrecer el cabello: se hierven 200 gramos de hojas y tallos de zarza durante una hora, se deja enfriar el líquido y se aplica empapando el cabello. Se puede utilizar este sistema cada vez que se desee, incluso diariamente: se obtiene un color de cabello azulado muy bonito.

Precauciones
Todos los preparados a base de zarza deben filtrarse, aunque sean para uso externo, a fin de eliminar las espinas.
En las personas con estómagos más sensibles, los taninos pueden causar náuseas e incluso vómitos. Las personas con problemas gastrointestinales crónicos tienen un alto riesgo de presentar este tipo de reacciones.

Composición:
Los principales componentes de la hoja de zarzamora son los taninos hidrolizables (aproximadamnte 8%): galotaninos y elagitaninos diméricos. También cabe mencionar la presencia de hidroquinona, arbutina, flavonoides, compuestos terpénicos (ácido rubítico), pequeñas cantidades de aceite esencial, goma y lípidos.
Los frutos contienen hasta un 7% de azúcares, así como diversos ácidos orgánicos, en parte formando sales: succínico, oxálico, málico, cítrico, láctico y salicílico. Tienen sabor agradable y son ricos en vitamina C.

anteriorTérminos de UsosiguienteAloe Vera y la caída del cabello o alopecia