Tipos de drogas y sus efectos

Se encuentra usted aquí


Aquí te presentamos una pequeña lista resumida de los distintos tipos de drogas y los efectos que tienen en el organismo.

ALCOHOL: es un depresivo que se consume por vía oral. Genera adicción y provoca mareos, náuseas, vómitos, problemas motores, problemas en el embarazo y, en dosis altas, puede provocar la muerte.

ANFETAMINAS: es un estimulante que se puede consumir por vía oral, fumarlo o inyectarlo. Además de generar adicción provoca ansiedad, irritabilidad, presión alta, psicosis, paranoia, falta de sueño y, en el caso de inyectarlo, hay altos riesgos de que la persona se contagie de SIDA, hepatitis y otras enfermedades por compartir agujas.

META-ANFETAMINAS: también es un estimulante y se consume de la misma forma que la anfetamina. Produce adicción, además de irritabilidad, derrames cerebrales, convulsiones, alucinaciones y arritmia, entre otros.

ÉXTASIS: estimulante de consumo oral que provoca disturbios psiquiátricos como la depresión, el pánico y la paranoia. Provoca también desmayos, visión borrosa, tensión muscular, estremecimientos y palpitaciones elevadas.

RITALÍN: estimulante viene en forma de pastilla pero que se reduce a polvo para su consumo, puede ser ingerida o inyectada. Provoca falta de apetito, convulsiones, dolores de cabeza severos, riesgo a contraer enfermedades por compartir agujas. También tics musculares, estremecimientos, repetición de movimientos, paranoia y alucinaciones.

COCAÍNA: es un estimulante que puede ser ingerido o inyectado, previa dilución en agua. Además de generar adicción, eleva la presión, los latidos del corazón y la respiración. Provoca infartos, ataques epilépticos, irritabilidad y puede causar la muerte por sobredosis.

HEROÍNA: es un opiáceo que suele ser inyectada. Genera adicción y provoca una vocalización poco clara, falta de respiración, infecciones epidérmicas y riesgo de enfermedades contagiosas si se lo inyecta.

LSD: es un alucinógeno que puede consumirse de forma oral aunque también puede ser colocado de forma líquida en los ojos. Provoca una temperatura elevada, falta de sueño y de apetito y alucinaciones crónicas.

HONGOS: son alucinógenos que se mastican o se hierven para luego consumirlos a modo de té. Elevan la presión y provocan alucinaciones.

MARIHUANA: puede ser fumada o consumida, provocando ojos rojos, boca seca, razón del tiempo alterado, paranoia, percepción alterada, problemas con el habla y para pensar.

TABACO: produce adición y su consumo trae aparejado problemas de corazón, cáncer pulmonar, bronquitis crónica y aborto espontaneo, entre otros.

Editar
Exportar
Clone

Categorias:

anteriorSelecciona el lápiz labial adecuadosiguienteSi tomas cede el volante