Que son los habitos de higiene

Se encuentra usted aquí


Cuando escuchamos acerca de tener que "seguir los hábitos de higiene" de forma adecuada, muchas personas asimilan esta "obligación" como la higiene que debemos dar a nuestro cuerpo diariamente, algo que es correcto pero que en realidad abarca un campo mucho más amplio.

Los hábitos de higiene no solamente se refieren al buen mantenimiento y tratamiento que le debemos a nuestro cuerpo y organismo, sino que también está implícito el entorno en donde estamos, es decir tanto nuestro hogar como el lugar de trabajo en el que pasamos gran parte del tiempo.

Iniciemos indicando que uno de los hábitos de higiene principales que debemos aprender desde niños está en el aseo de nuestros dientes, mismos que sin ningún pretexto deben ser tratados y cuidados luego de cada comida con el fin de evitar la aparición de placa bacteriana, y por consiguiente la pérdida de una pieza dental, esto sin mencionar el buen aliento que dejaremos a conversar con nuestros amigos.

El baño diario es otro de los hábitos de higiene que debemos tener presente en nuestras vidas, ya que por las diferentes tareas que realizamos a diario nuestro cuerpo empieza a transpirar, y a más de ensuciar nuestra ropa, ofrece un mal color que en otros acompañantes podrían no soportar.

Al disponerse a comer debes considerar que tus manos pueden estar en contacto con cada uno de los alimentos que llegues a tu boca, razón de ello es que previamente tendrás que lavar a tus manos, así como a cada una de las frutas que vayas a comer.

Pero ya que hasta ahora nos hemos preocupado por la higiene de nuestro cuerpo, también tenemos que estar conforme con el ambiente en donde vivimos o trabajamos; en el primer caso esta no tener un baño completamente limpio, ya que si en el lavabo nos la vamos a diario los dientes y las manos, en el mismo podrían quedar residuos o manchas de la sociedad que hemos dejado, razón por la cual no esta mal coger un estropajo con agua y jabón, para limpiar este entorno que debe ser el reflejo de nuestra limpieza.

Por último, nuestra habitación en cambio tiene que ser el reflejo de nuestra forma de ser, razón por la cual tenemos que arreglar cada uno de sus rincones, siendo un buen hábito de higiene sacudir las sábanas y cobijas de nuestra cama para eliminar cualquier polvo o basura que se haya infiltrado a nuestro entorno de descanso.

Categorias:

anteriorTratamiento para las estriassiguienteMascarillas caseras para el acné