Inversiones en bonos

Se encuentra usted aquí


Podemos definir un bono de muchas maneras: un compromiso económico asumido por un inversionista, una certificación de un pasivo o una promesa de pagos establecidos a futuro, plasmada en un papel determinado por monto del capital, el tiempo que duraran o estarán vigentes esos bonos y la secuencia con la que se cancelarán sus dividendos.

Si usted decide adquirir un bono, debe saber que está haciendo un préstamo a un gobierno nacional, a una empresa del Estado, a una corporación o a otro prestamista. El retorno de esos bonos consiste en unos intereses que pueden ser considerados como dividendos durante la vigencia de este instrumento financiero hasta que llegue la fecha de su vencimiento.

Es recomendable que si usted decide diversificar su capital, diversifique sus colocaciones de dinero a nivel de acciones, fondos de inversión y bonos. Los bonos generan un flujo de dinero que es constante y el valor de este capital se conoce al final del tiempo que dura la inversión y quienes invierten en esto lo hacen con la finalidad de preservar el capital y aumentarlo al recibir los dividendos por conceptos de intereses o ahorrar para objetivos futuros como la educación de sus hijos

Ahora bien, usted debe saber cuál es el bono que más le conviene o le interesa, evaluando sus características. Podríamos empezar por su maduración o vencimiento, que oscilaría entre un día y 30 años, por lo que según su fecha de vencimiento podrían ser de corto, mediano o largo plazo.

La tasa de interés también debemos observarla, ya que esta puede ser fija o variable si el bono está unido a una tasa promedio variable como una DTF o a la de la London InterBank Offered Rate (LIBOR), que varían según las nuevas captaciones de capital por parte de los organismos financieros.

La calidad del crédito debemos conocerla para saber el grado de la inversión (siendo AAA la más alta) hasta BBB, y así poder determinar la calidad del emisor. El costo o precio de un bono es otra característica que varía según la tasa de interés, oferta y demanda, la calidad del crédito, la fecha de vencimiento y los impuestos que esto acarrea. La Tasa Yield que implica el dividendo que obtendrá el inversionista durante la vigencia del bono es algo muy interesante e importante si usted decide colocar su dinero en esta clase de instrumentos. Hay dos tipos de Yield: Ordinario que es el dividendo anual, y el de maduración que es el dividendo total del bono hasta su vencimiento.

La tasa tributaria es necesaria que usted la conozca, ya que hay bonos que son libres de impuestos y otros que no lo son por lo que debe conocer las ventajas tributarias que estos instrumentos financieros ofrecen. Usted puede invertir en bonos por medio de una empresa que se dedique a comercializar con esta clase de operaciones la cual le cobrara una comisión en base a la operación que usted realice y donde deben asesorarlo bien acerca de las características de la inversión, en cuanto a los términos y condiciones y los riesgos.

Categorias:

Etiquetas:

anteriorOportunidades de inversiónsiguienteComo invertir en forex