Fotografía infrarroja

Se encuentra usted aquí


 

Generalmente se habla de que la fotografía es producto de la luz. No es necesariamente así, tan literal, en el caso de la fotografía infrarroja. Lo que sucede aquí es que se trata de capturar imágenes utilizando luz “invisible”, lo que resulta en comparaciones un tanto ridículas con la fotografía tradicional. Por ejemplo, en la fotografía tradicional, si quieres tomar una fotografía que cause muchas emociones, puedes seleccionar perfectamente un amanecer y listo. En el caso de la fotografía infrarroja, debes dedicar más tiempo a la selección de tus temas fotográficos.

La fotografía infrarroja es una gran puerta a la experimentación por este hecho que mencioné arriba, simplemente es diferente a la tradicional. Por ejemplo, si tienes una escena muy buena para un retrato, tal vez ese tipo de luz no sea adecuada para un retrato en fotografía infrarroja. Aquí es donde entra el aspecto experimental. Simplemente no podremos saber cómo ha salido una fotografía hasta que la hayamos tomado, por lo que el modo infrarrojo puede ser difícil de aprender, pero definitivamente vale la pena.

Lo bueno de este tipo de fotografía es que no es un campo tan explorado, y no hay estándares cuando se trata de capturar en infrarrojo. Por supuesto que uno de los temas que más gente realiza son paisajes, pero es de lo menos experimental e interesante. Objetos, personas y animales, son desafíos que van un poco “más allá”.

Otra cuestión en la que debes experimentar es en la exposición, es muy diferente exponer cuando tomas fotografías en infrarrojo. Es casi seguro que la exposición que imaginas correcta en fotografía tradicional, no lo será así para la infrarroja.

¡Así que a experimentar se ha dicho!

Categorias: