Comida para un día de campo

Se encuentra usted aquí


Los días de campo pueden ser una divertidísima salida en familia, pueden ser una cita verdaderamente romántica o un momento para estar solos, para leer bajo el sol, para tomar un poco de aire, o simplemente respirar tranquilidad.

Cuando hablamos de una escapada natural, en este caso se refiere a ir algún lugar alejado de la ciudad, que nos permita estar verdaderamente tranquilos y en contacto con la naturaleza un buen rato. Si hablamos de un día de campo, no debemos pasar por alto algo que es muy importante y que tiene que ver con la comida.

Es decir qué es lo que vamos a llevar para comer, ya sea, una merienda o también un almuerzo si es que vamos temprano. Lo primero a tener en cuenta es llevar una manta o mantel, esto quiere decir que llevemos algo donde apoyarnos nosotros y la comida que vamos a llevar para que no se ensucie ni se humedezca con la tierra o el pasto.

Se recomiendan alimentos que no necesiten más que una servilleta, es decir que se puedan comer directamente con las manos, o en el más extremo de los casos, aquello que pueda sostenerse en alguna canastita, o recipiente pequeño y hondo para que no se derrame.

Por ejemplo; sándwiches es una muy buena opción, ya aderezados, o con los condimentos para agregarles luego, pequeñas porciones de carne cocida, snacks, frutas ya cortadas en pequeños recipientes, y tener en cuenta, tratar de no llevar algo que se pueda derramar, o deteriorar con el sol y el calor.

Categorias:

Etiquetas:

anteriorCuáles son las mejores mochilas para viajarsiguienteBicicletas de Montaña