Cuidate los ojos

Se encuentra usted aquí



Los párpados son pliegues delgados que tienen como misión defender al ojo de objetos extraños y la invasión de virus, hongos y bacterias causantes de infecciones.

Cumplen también con una misión fundamental: mantener a la córnea (tejido transparente en forma semiesférica sobre la que se deslizan los párpados) húmeda para que no se dañe.

Por otro lado, hay que tener presente que la falta de humedad, que resta elasticidad a toda la piel, pero particularmente a esta zona, facilita la aparición de las típicas arrugas y líneas de expresión que se acentúan con la edad, o al hablar, reír o llorar.

 Por ello, la aplicación de crema para el contorno de ojos ayuda a mantener la hidratación adecuada y a compensar en las mujeres los daños y la resequedad que pudiera ocasionar el maquillaje.

Limpieza

Normalmente, basta con lavarse la cara para que los ojos estén libres de impurezas, pero si existe tendencia al cutis graso se debe tener cuidado especial al limpiar el borde palpebral (lugar donde se originan las pestañas), pues allí se encuentran glándulas sebáceas que pueden obstruirse y, como consecuencia, provocar inflamaciones muy molestas.

Se recomienda limpiar esta zona una vez al día con un hisopo de algodón mojado con aceite o shampoo muy suave, pero si las inflamaciones son frecuentes entonces es aconsejable proporcionar masaje para descongestionar las citadas glándulas.

Por otro lado, recuerde que el ojo y sus alrededores requieren ser desmaquillados cuidadosamente, ya que partículas de cosméticos pueden ingresar fácilmente durante la noche y provocar irritación.

Tome en cuenta que la limpieza se debe realizar siempre en dirección de la raíz de la nariz (de arriba hacia abajo), pues si fuera en sentido contrario el párpado inferior puede separarse fácilmente del globo ocular, permitiendo el ingreso de los restos de material cosmético.
 

via: http://www.redparaellas.com

Categorias:

anteriorCómo eliminar las ojerassiguienteCuando tu pelo no brilla