Hilos tensores faciales

Se encuentra usted aquí



Hoy en día  muy utilizado por las mujeres son los llamados hilos tensores, en este caso nos vamos a referir a los que se colocan en el rostro y cuales son sus beneficios.

Con los hilos tensores se logra una técnica donde se eleva los tejidos caídos como consecuencia del paso del tiempo y de la acción de la gravedad, en una intervención sencilla y rapida y sin internación.

Se utiliza una pequeña incisión bajo anestesia local a través de la cual se colocan los hilos tensores de polipropileno o de seda multitrenzada, los que se anclan al tejido por medio de diminutas espículas.

En el rostro dependiendo de la necesidad de cada paciente, se pueden utilizar para elevar la parte externa de los ojos, las cejas, evitando asi el efecto cansancio cuando nuestras cejas y ojos lucen caídos.

La zona de los pómulos, mejillas y cuello también pueden elevarse y reposicionarse con esta técnica como alternativa al lifting tradicional, dando así armonía simétrica y proporción al rostro permitiendo retornar a su actividad en 48 horas.

Categorias:

anteriorLa edad de tu pielsiguienteEl método Quinton