Experimentos sencillos con materiales caseros

Se encuentra usted aquí


A continuación ofreceremos un par de experimentos de fácil realización, no sólo por el procedimiento que hay que seguir para llevarlos a cabo, sino porque requieren materiales que se pueden conseguir en cualquier hogar. Si quieres pasar el tiempo de una forma entretenida, y a la misma vez educativa, no dejes de poner manos a la obra con estos experimentos sencillos con materiales caseros.

Mediante este experimento es posible determinar si la sal protege contra la congelación.

Materiales:
Sal
Dos vasos descartables
Un rotulador
Agua

Procedimiento:
Llenar los vasos con agua y colocar en uno de ellos una cucharada de sal. A continuación, rotular ambos vasos para poder diferenciarlos. Disponerlos en el congelador y dejarlos reposar durante dos horas, sin dejar de vigilarlos de a ratos. Podrás comprobar que el agua sola se congela rápidamente, mientras que la que tiene sal permanece intacta durante varias horas. Si dejas los vasos un día el congelador, el agua sola va a estar totalmente congelada, mientras que la que tiene sal tendrá sólo algunas partes, pero se podrá revolver con una cuchara.

Mediante este experimento se puede verificar lo que antiguamente se consideraba como “ludión”.

Materiales:
Una botella de plástico transparente con tapa de 1,5 litros aproximadamente
Una carcasa de bolígrafo transparente
Alambre

Procedimiento:
En primer lugar, es importante que si la carcasa del bolígrafo tiene algún hoyo pequeño, se tape con cinta adhesiva. A continuación, llenar la botella con agua. Disponer la carcasa dentro de la botella, y la misma quedará flotando. Cerrar la botella. Podrás notar que cuando presionas la botella lo suficiente, el bolígrafo desciende hasta llegar al fondo, mientras que cuando retiras la presión ejercida, el bolígrafo asciende de nuevo.

anteriorExperimentos sencillos para niños de...siguienteExperimentos de química fáciles y rápidos